La tuvieron presa por “abortar en un Liverpool” de Querétaro. Pues eran mentiras. Quedó libre

0
54

Dafne Mcpherson Veloz fue liberada. La acusaron durante años de homicidio calificado por abortar, incluso fue sentenciada a pasar más de tres lustros tras las rejas, pero la Fiscalía del estado de Querétaro no pudo acreditar el señalamiento.

Una mañana de 2015, malestares llevaron a la joven al baño de un Liverpool, donde abortó de forma involuntaria a una niña que -tras no recibir la atención médica adecuada– perdió la vida.

Mcpherson Veloz aseguró que durante el proceso nunca perdió la fe y agradeció al Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia. También dijo que saldrá adelante con hija, que estuvo a cargo de los abuelos.

Dafne Mcpherson Veloz fue liberada. La acusaron durante años de homicidio calificado por abortar, incluso fue sentenciada a pasar más de tres lustros tras las rejas, pero la Fiscalía del estado de Querétaro no pudo acreditar el señalamiento.

“Lo único que puedo decirle a otras mujeres que están en mi situación es que nunca pierdan la esperanza”, dijo McPherson al dejar la prisión.

“Voy a empezar de cero, volver a hacerme cargo de mi hija y todo como antes”, añadió.

Para demostrar la inocencia de McPherson, el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social presentó análisis para demostrar que la muerte de la recién nacida fue por un alumbramiento en un sitio inadecuado y por la falta de atención médica.

Señalaron que un año antes del parto, a McPherson se le diagnosticó con hipotiroidismo, una enfermedad que le ocasiono un aumento de peso, menstruación irregular y fatiga, síntomas no le permitieron distinguir los signos que pueden presentarse en un embarazo.

Sus defensores adelantaron que presentarán demandas al considerar que la Fiscalía no actuó con una perspectiva de género y la Fiscalía de Querétaro anticipó que revisara la resolución del juez para determinar si apela el fallo.

La joven aseveró que no sabía que estaba embarazada. En una grabación que se difundió en 2017, la joven narró que sintió “cómo se me rompía una liga, dentro de lo que es el tronco, dentro de lo que es el estómago, y me dieron muchas ganas de ir al baño. No me dio tiempo para sentarme cuando sentí que se cayó algo y me recliné, empecé a sentir que sangraba, me empecé a marear, me senté, volteé a ver y era un bebé”.

Agregó que le “dio miedo, no sabía que estaba pasando, me mareé, perdí el conocimiento”.

Tras los hechos, la joven viajó a la Ciudad de México para someterse a tratamiento psiquiátrico, pero en junio de 2015, policías la detuvieron y la trasladaron al Centro de Readaptación Social (Cereso) de San Juan del Río.

Estuvo recluida más de un año antes de recibir sentencia. En septiembre de 2016, un juez le dictó 16 años de prisión por el delito de homicidio calificado.

Sus padres, Edna Veloz Espinosa y Édgar A. Mcpherson Hurtado, denunciaron durante todo el proceso que la detención no tenía respaldo. Hoy Dafne fue liberada.

Comentarios

Comentarios