Habitantes de Valencianita se enferman de los huesos por agua contaminada

0
101
Foto: Nancy Venegas.

Nancy Venegas Torres / Ab Noticias

Irapuato, Guanajuato.- Habitantes de la comunidad Valencianita no sólo comparte el orgullo de haber nacido y crecido en el poblado, la mayoría de ellos, sobre todo los adultos mayores, tienen un denominador común: enfermedades dentales y en los huesos provocados, por el agua contaminada que consumieron con altos niveles de arsénico y flúor.

Verónica Zaragoza Gutiérrez tiene 36 años de edad y un bebé de un año 8 meses, que no puede atender como ella quisiera, pues padece esclerosis múltiple, enfermedad que sospecha contrajo por consumir frecuentemente el agua contaminada con arsénico y flúor en su comunidad natal Valencianita.

Hace 6 años Verónica empezó a peregrinar por los consultorios y laboratorios del Seguro Social de Irapuato.

Platicó que no dudó en ir al médico porque casi a diario sufría de intensos dolores de cabeza, adormecimiento de brazos y pies acompañados de dolor.

“Cuando tenía 34 años me embaracé y fue hasta ahí cuando me dijeron los doctores que tenía esclerosis múltiple”.

María Hernández, ama de casa 24 años, coincidió con Verónica, y aseguró que son varias las personas de la comunidad que presentan enfermedades en los huesos y anomalías dentales.

“Yo de niña sí tomaba agua de la llave y ahí está el resultado, mis dientes están muy feos. Mi abuelita Susana Gutiérrez está enferma de los huesos desde hace 4 años porque dicen que le duelen mucho los huesos, hay muchachos que ya están malos de los huesos pero no sabemos si es por el agua”.

María manifestó que hace aproximadamente un mes y gracias a uno de sus hermanos, que estudia la secundaria, supo que el agua potable que se distribuye en su casa no es buena para el consumo humano.

“Me dijo mi hermano que hay que ponerle dos gotas de cloro al agua de la llave o hervirla y que si se puede mejor ni usarla para hacer la comida, que mejor compremos garrafones”.

Vicente Zaragoza, de 50 años, dedicado a la albañilería también habitante de Valencianita, comentó que hace más de 3 años personal de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Irapuato (Japami) y del Centro de Salud de la comunidad, informaron a los habitantes que debían dejar de consumir el agua de las llaves, porque estaba contaminada y podrían tener problemas de salud.

CONFIRMA JAPAMI CONTAMINACIÓN DE POZO

Desde hace más de 2 años y como parte del trabajo conjunto que realiza la Japami con la Jurisdicción Sanitaria VI, en el pozo que dota de agua potable a las familias de Valencianita se detectaron altos niveles de arsénico y flúor.

Humberto Rosiles Álvarez, director del organismo local operador del agua, explicó que aunque los niveles de ambos elementos varían, detectaron 50 partes de arsénico por millón en el agua de Valencianita, es decir, el doble de lo que permite la Norma, e impide el consumo humano del líquido.

Para mitigar el problema, con un monto de 350 mil pesos aportados por Japami, se colocó una planta potabilizadora en Valencianita, donde se oferta a 6 pesos el garrafón de 20 litros de agua apta para consumo humano. En promedio mensual en este lugar se comercian de 600 a 900 garrafones.

Comentarios

Comentarios